« Volver

Sincronizar es ahorrar

07-04-2018 | Larga vida del motor y economía de combustible son algunos de los beneficios de sincronizar periódicamente un vehículo. Consejos.

El mejor recurso para mantener el motor de un vehículo trabajando como un 'relojito' es la sincronización. Este servicio se convierte en una rentable inversión, si se tienen en cuenta sus grandes beneficios, como poner a punto y dejar funcionando en armonía los distintos elementos del sistema de encendido de una planta motriz alimentada por gasolina.

 

Para dar una idea de los muchos beneficios que se consiguen al sincronizar el motor, se detalla a continuación las principales ventajas derivadas de este servicio, que se debe realizar cada 30.000 kilómetros, en promedio.

 

Hablando de las ventajas derivadas de la sincronización es preciso empezar por la más significativa que es, sin duda, la economía en el consumo de combustible.

 

Vale destacar que el ahorro en gasolina llega a ser de un 25 % o más, si se compara con el consumo de un motor sin sincronizar. Si tenemos en cuenta el elevado costo de la gasolina en Colombia (cerca de $9.000 el galón de corriente) y que el gasto en combustible es el rubro de mayor incidencia para el bolsillo del propietario de un coche, este ahorro supera de lejos el millón de pesos en el caso de un coche de 1.6 litros, que recorre 20 mil kilómetros anuales y consume en promedio (ciudad/carretera) 35 kilómetros por galón.

 

Este alivio en la canasta familiar se complementa con otros beneficios percibidos a más largo plazo. Entre ellos, la prolongación de la vida útil de la planta motriz, que supera en 100.000 kilómetros o más la de un motor que no se lleva a sincronizar a tiempo.

 

Otro gran beneficio adquirido al ‘afinar’ esa ‘orquesta’, compuesta por las distintas piezas del sistema de encendido, es la eficiencia en el desempeño motriz, traducida en una económica y alegre marcha en todo tipo de terrenos.

Buscar
PUBLICIDAD