« Volver

Para prevenir daños en el vehículo

07-04-2018 | Lo primero que debe hacer un conductor que adquiere por primera vez un vehículo -bien sea de segunda o nuevo- es conocer los cuidados de mantenimiento para prevenir daños repentinos.

 


Mucha gente se esfuerza realmente cuando va a elegir el carro que quiere a comprar, pero pocas personas realmente evalúan el mantenimiento del mismo. Un vehículo moderno tiene aproximadamente 75.000 partes, y el mal funcionamiento de una sola de sus piezas hace que el vehículo se comporte de forma extraña.

Mantener el carro en buenas condiciones le ayudará a transitar con mayor seguridad además de permitirle conducir el carro por mucho más tiempo y algún día venderlo. Para mantener un auto en buen estado, hay que tener en cuenta el siguiente plan de mantenimiento, aunque también hay que recordar que cada auto y plan de mantenimiento es diferente; los conductores deben usar su mejor juicio al tomar decisiones referentes a sus vehículos.

Cada 30 días: una llanta que está 20% desinflada (por debajo del nivel recomendado) se gasta mucho más rápido y aumenta el consumo de gasolina del automóvil. 

Siempre hay que tener a la mano un medidor y comprobar la presión de aire de las llantas conforme al nivel recomendado en el manual del conductor o en el interior de la puerta una vez al mes garantiza la seguridad de los conductores y puede ahorrarles dinero.

De las 5.000 a las 15.000 millas: Cada 5.000 millas los conductores deben reemplazar el aceite y filtro de aceite. Cada 15.000 millas deben sustituir el filtro de aire y hacer rotación y balanceo las llantas.

Cada 10.000 millas: Si los conductores están tratando de ahorrar dinero pueden reducir costos al inspeccionar su vehículo cada 10.000 millas en busca de cambios ‘físicos’, y así reducir gastos que más adelante podrían costarle más dinero.

De las 30.000 a las 60.000 millas: Los conductores deben cambiar el líquido refrigerante del radiador y el líquido de la transmisión.

El refrigerante, el líquido de la transmisión y el líquido de los frenos no perderán su composición química en muchos años, cambiarlos antes de las 30.000 millas puede ser exagerado.

Recuerde que al lavar el vehículo de forma casera, lo primero que se debe hacer es eliminar los excesos de la carrocería con abundante agua, luego utilizar un detergente adecuado para carros y esparcirlo con una esponja comenzando por el techo, siempre quitando los sobrantes de jabón.

Buscar
PUBLICIDAD